Search

Tiempo




Un cliente que yo admiro mucho hizo un comentario en una reciente conversación que tuvimos en mi oficina:  "Ayer yo tenía veinte y hoy tengo noventa, ayer mismo, así que dedícate solamente a lo importante y deje lo insignificante adonde merece estar—en la basura para votar."


Desde que escuche este comentario no he podido dejar de pensar en la sabiduría y perspectiva de la vida que tiene mi cliente.   


El domingo pasado vi una foto de mi abuela en casa de un familiar y en ese momento no podía creer que habían pasado ya siete años desde que se tomo esa foto.  Que rápido paso el tiempo pensé yo.      


En ese momento preciso pensé de nuevo en las palabras de mi cliente: “Ayer yo tenia veinte…”


No hace mucho, me vi en el reflejo de un espejo y no me gusto nada de lo que vi en el.  Vi una persona sin el coraje necesario de implementar los cambios necesarios para vivir la vida como de verdad se tiene que vivir—estar presente para ti y tus seres mas queridos.  Yo no quería aceptar que yo era una de esas personas que siempre se estaban quejando del “ayer” y que también usan la escusa para dejar de hacer lo que se puede hacer hoy para “mañana”. 


Estoy seguro que ustedes han escuchado comentarios como estos:  

  • "Ayer tuve una pelea con mi __________ y ya no nos estamos hablando más."

  • "Ayer me pase el día entero tomando y hoy no me puedo mover de la cama para compartir el domingo con mi esposa, hijos, familia, o para adelantar en mi trabajo para estar listo para el comienzo del lunes.  No solamente me siento físicamente enfermo pero también me siento mal en que mañana empieza la semana de trabajo y no pude pasar tiempo con mi familia.”

  • "Hoy no voy hacer __________, prefiero hacerlo mañana."

  • “Alabado, ayer mi hijo/hija nació y ahora se me mudan para el estado de _______ para ir a la universidad.  Como pasó el tiempo y me arrepiento eternamente que no estuve mas con el/ella.”

  • “Ayer lo/la iba llamar para dejarle saber a el/ella que lo/la quiero y hoy, antes de llamar, me entere que están en el hospital en coma y ahora no le puedo decir lo que le quería decir ayer.”

  • “Ayer no fui a ver a mi hijo/hija jugar en su juego de pelota porque me fui con los amigos por ahí.  El/Ella todavía están joven y tengo mucho mas tiempo para ir a un juego otro día.”


Comentarios como estos es la razón por cual yo busqué el coraje de tomar la decisión de simplemente hacerme disponible para tener el tiempo para hacer las cosas que de verdad tienen valor en la vida y de botar a la basura todo que fuese insignificante y un gastadero de tiempo.    


Mi recomendación amigos es la misma que mi familia me sembró cuando yo era niño: “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. 


Así que busquen enseguida a un espejo para ver si son de ese tipo de persona que piensa que “mañana” es un lejano futuro.   


Busquen el coraje para hacer el cambio drástico hoy para ti y su familia entera.

0 views